Prueba KTM 990 Adventure: ¿La última maxi-trail off road?

360

La KTM 990 Adventure es una de las monturas más añoradas por los amantes del trail off road. En Trail Riders hemos querido preparar uno de estos modelos para obtener todas sus cualidades. 

¿Una prueba de una KTM 990 Adventure de 2007? Sí, no nos hemos vuelto locos… Con la llegada de las nuevas 790 Adventure y Ténéré 700 se vuelve a abrir un segmento del mercado que estaba en el olvido. Sin duda, las trail con cualidades off road son las escogidas para un grupo de usuarios que llevan esas motos muy cerca del límite. Pero, ¿cuál ha sido la última gran trail off road? Para averiguarlo, en TRAIL RIDERS hemos preparado una 990 Adventure de 2007 y hemos sacado todo su jugo.

Parte ciclo, la gran aliada

Recuerda que esta moto fue la última bicilíndrica vencedora del Dakar Rally hasta la extinción de este tipo de motor por su gran potencia. Por ello, la parte ciclo juega un papel fundamental y, en esta preparación, toma un gran protagonismo.

Así, estás ante el modelo 990 Adventure normal (existía el ‘S’), que contaba con un recorrido de suspensión delantero de 210 mm. Con el volumen y peso (alrededor de 250 kg), no era posible una conducción óptima por caminos. De esta forma, contactamos con DMX Suspensión para ver qué podía ofrecer en este sentido. Sin más, nos ofreció llevar el recorrido hasta rozar los 260 mm sin modificar ninguna parte de la moto. El modelo ‘S’, más off road, llevaba esa distancia hasta los 265 mm, pero claro, había que modificar el caballete central. Por otro lado, el amortiguador trasero ha recibido una nueva botella con más capacidad y una serie de settings que hace a la moto mucho más estable.

Otros apartados de la parte ciclo han sido las torretas de manillar -que incluyen silentblock antivibración- y las estriberas. Estas últimas son 6mm más bajas y retrasadas para obtener una mayor tracción en la rueda motriz.

Por su parte, monta neumáticos de 21″ delante y 150/70-18 detrás, una medida un poco rara para encontrar buen material. Sin embargo, Mitas tiene unos mixtos ’50-50′ que trabajan a la perfección. De hecho, fueron probados en esta moto en un viaje de 5.000 km por Europa del Este. ¡Muy recomendables!

Propulsor ‘old school’

Parece increíble que con esta bestia de 240 kg se pudiera correr el Dakar Rally, pero así fue. Este bloque LC8 de KTM fue de los primeros en incorporar la inyección electrónica y no cuenta con ninguna ayuda ‘con cables’ salvo el ABS, desconectable al pulsar el único botón que trae en el cuadro de mandos.

El propulsor de la 990 es de 999 cc y aporta 96 CV y 95 Nm de par a 6.500 vueltas. No parecen muchos caballos pero es una moto muy poderosa. Al no tener nada de electrónica, a partir de 4.500 rpm se convierte en una máquina solo apta para riders expertos. En verdad, se echa de menos esta característica del motor en los nuevos modelos. Por este motivo, para la conducción off road, sobra potencia, aunque por ejemplo, la tercera velocidad es prácticamente eterna para llevar un buen ritmo.

¿La última gran maxi-trail off road?

Esa es una pregunta difícil de responder. Sin duda, por estética, se podría decir que sí es la última moto tipo dakariana que lanzó KTM al mercado. En esta 990 Adventure, con todo lo que se ha trabajado en su suspensión, se podría decir que sí que es una moto off road total. La horquilla y sobre todo el monoamortiguador trabajan a un gran ritmo, se comen todo. Así, hay que frenar a una moto pesada con la que se pueden alcanzar velocidades muy altas. De hecho, el siguiente paso de esta preparación podría ser la sustitución de los discos o las pinzas para obtener una mayor frenada… Por ahora el punto más débil.

¿Y para ti? Si cuentas o has tenido una KTM 990 Adventure, cuéntanos tu experiencia.

 

1 COMENTARIO

Comments are closed.