Lorenzo Santolino se ha convertido, a día de hoy, en el mejor piloto ‘rookie’ del Dakar 2019 de Perú. El rider de la marca francesa Sherco lleva, al menos, dos años preparándose para navegar como los mejores y en su trayectoria cuenta con un título de campeón del Mundo de Enduro. Descubre más sobre el ‘Jamoncito Supersónico de Guijuelo’.

Es un tío sencillo, amable. Su trabajo no es otro que entrenar para ser de los mejores riders del mundo. Aunque ‘Loren’ (Salamanca, 1987), ya lo es. Esta ‘locura’ de las motos se la metió su padre en la cabeza en su pueblo, Guijuelo (España) -famoso por la comercialización de jamones de cerdo ibérico-. Pero ‘Loren’ no es ‘rookie’ o principiante en esto del off road. Ha sido piloto oficial de KTM España o de Husqvarna a nivel internacional en la modalidad de motocross y enduro. Y como otros muchos, comenzó por los circuitos de España pilotando las rápidas 65 cc, 85 cc, 125 cc de motocross, con las que cuenta varios campeonatos Nacionales de la disciplina.

Uno de los primeros días que le conocí fue en Guadalajara (España) en una carrera del Nacional de Cross Country. ‘Loren’ corría para KTM. Los días anteriores había nevado y la pista estaba congelada. El bueno del salmantino escogió un neumático con clavos para conseguir más tracción, pero justo el día de la prueba, al paso de las motos el hielo fue desapareciendo y Loren hizo trizas la rueda ‘sueca’. Por aquel entonces, hace unos 10 años, Santolino ya tenía como máximo rival a Oriol Mena, un nombre que no le ha abandonado hasta este mismo Dakar y que la competencia entre ambos les hace más fuertes.

Desde aquel entonces, Loren y su inseparable pareja, Belén, entablaron amistad con otros dos grandes amigos, casi hermanos, los pilotos de hard enduro Alfredo y Sandra Gómez. El ‘mejor rookie del Dakar’ venía del motocross, era un piloto rapidísimo y con una cabeza de ‘todo o nada’. Vamos, un crossero. Junto a Alfredo, comenzó a probar el trial (Gómez aún era piloto del Mundial de Trial) y a recibir una técnica que le ha acompañado hasta los últimos días del enduro.

Santolino y el enduro

Durante los primeros años del siglo XXI, muchos pilotos de motocross se pasaron al enduro para tener más oportunidades. Es el caso de Iván Cervantes, gran amigo de Lorenzo, que es el español con más títulos mundiales. El enduro estaba cambiando y los tramos cronometrados se convertían en rápidos test donde un crossero podía recibir un tiempo muy bajo. KTM y la Real Federación Española de Motociclismo dio esa oportunidad a Loren y en 2010 se convirtió en campeón del Mundo Junior de Enduro.

En esta disciplina, al principio Loren tiene caídas muy feas como en Italia donde sale despedido unos cinco metros por encima de la moto. Sin embargo, el buen hacer le lleva a fichar por Husqvarna. Llegan los históricos Seis Días de Enduro, la prueba más famosa de la modalidad y junto al equipo español Junior, aumenta su palmarés con tres victorias. Pero es con Sherco cuando llega a sus máximos como rider de regularidad.

Suma un total de cinco campeonatos de España y ya, en 2016, es tercero del Mundial en la competitiva categoría de Enduro 1 con una 250 cc de 4 tiempos. En 2017, su último año fuerte de enduro, tuvo varios problemas que le apartaron de los primeros puestos. La nueva montura, la Sherco 300 cc de cuatro tiempos no iba con Loren y estuvo muy lejos de los resultados de años anteriores. No obstante, quien no arriesga no gana, y la oportunidad de participar con una Sherco 450 cc de enduro en el rally de Marruecos, le convierte en vencedor de su categoría. El cambio ya estaba hecho…

2018, road to Dakar

Lorenzo Santolino es, ahora mismo, el mejor principiante del Dakar 2019. El segundo día de la etapa maratón demostró su velocidad con una moto menos potente que las KTM oficiales y privadas. Era arriesgar en la salida y tirar o quedarse atrás. Pero las batallas más sangrientas están destinadas para los mejores guerreros.

En este sentido, la etapa de ayer, su regularidad y su navegación no comenzó en Lima, sino en Marruecos, en ese 2017 con una moto de enduro. Así, en 2018, Loren focaliza su temporada en diferentes rallyes internacionales que le lleven a conseguir el ritmo de los mejores. Participa en el Ruta 40 de Argentina obteniendo una séptima posición y en el Inca Rally de Perú es décimo. Además, la estrategia comercial de Sherco le obliga a vencer en la Baja India.

En este Dakar 2019, Lorenzo Santolino no cuenta con la mejor moto, ni con la mejor estructura. Pero a diferencia de los grandes equipos, Sherco es una piña donde cada trabajador sabe perfectamente su rol. Por ejemplo, entre sus filas está el hermano pequeño de Loren, Víctor, especialista en suspensiones en SB2 Suspensión (Santolino Brothers).

No se sabe hasta dónde llegará, no el ‘Coyote’ como le apodaron ayer en Televisión Española, sino el ‘Jamoncito Supersónico de Guijuelo’. Todas las Sherco siguen en carrera y su posición décimo primera, a casi 40 minutos del líder no hará milagros. Por otro lado, el objetivo para renovar por la marca gala debería estar cumplido y su preparación para ser la estrella española en años venideros ya es real. Puedes ver la entrevista que TRAIL RIDERS le hizo hace unos meses. ¡Suerte, Loren!