La nueva generación Triumph Tiger 800, con variantes XR y XC, recibe más de 200 mejoras en parte ciclo y motor para 2018.

Las Triumph Tiger 800 XC y XR, se renuevan de cara a la próxima temporada, con pequeños cambios mecánicos y una mejora en su carga tecnológica, según las distintas versiones, y una actualización completa de las prestaciones y el nivel de confort dentro y fuera de la carretera.

En el motor de la Triumph Tiger 800 se ha optimizado la respuesta, sin anunciar un incremento en el rendimiento máximo del tricilíndrico, y seguir siendo válido para poder homologar una versión limitada para el carnet A2.

Entre las modificaciones mecánicas de la nueva Triumph Tiger XC y XR, está la reducción de la primera relación del cambio. La firma inglesa ha pensado en una mejor tracción fuera del asfalto que facilitará su manejo a baja velocidad, además de incrementar la aceleración. El silenciador se ha aligerado y está más abierto, declarando una mejora en el característico sonido del tricilíndrico.

La estética de la nueva Triumph Tiger 800 resulta similar al modelo anterior, la ergonomía ha sido optimizada gracias al reposicionamiento del manillar 10 mm hacia la posición del piloto, para mejorar el dominio a los mandos.

En cuanto a tecnología, las versiones de la Triumph Tiger 800 estrenan unos nuevos conmutadores con un único mando tipo joystick de cinco posiciones y un control de velocidad actualizado. También las versiones más equipadas cuentan con sistema de alumbrado con tecnología led, así como nuevas pinzas de freno Brembo.

Las nueva gama Triumph Tiger 800 se podrá encontrar en una amplia gama de versiones, ahora los modelos XR y XC son aún más característicos y enérgicos para cada tipo de aventura. La Triumph Tiger 800 XR está disponible en su versión más básica por 10.200 €. Y la Tiger 800 XC la podremos encontrar desde 11.100 euros.